El hallazgo en Jerusalén de parte de una tabla de medidas del siglo 1 antes de Cristo, que se usaba para pesar vino o aceite, apunta a que en el lugar podría haber existido hace dos milenios un mercado que abastecería a los peregrinos que recorrían el camino hacia el Segundo Templo.
En el yacimiento también se encontraron decenas de pesos y medidas de piedra, todo fue ubicado en unas excavaciones en el Parque Arqueológico en la Ciudad de David, en Jerusalén Este, territorio palestino ocupado, según la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI).
El descubrimiento de los artefactos en el lugar refuerza la teoría de que era la plaza principal de lo que históricamente se conoció como la ciudad baja de Jerusalén. Creen que allí podrían haber estado las oficinas del inspector encargado de supervisar los pesos y medidas de la urbe, así como el mercado

El Fort�n del Estrecho