1.-Recuerde que vender productos defectuosos o en mal estado, está penado por la ley de Defensa del Consumidor.
2.- Los productos y servicios utilizados normalmente no deben presentar peligro para los consumidores.
3.- Aquellos que pueden ser riesgosos para la salud o integridad deben comercializarse según las instrucciones establecidas para garantizar su seguridad.
4.- DEBE ENTREGARSE junto con el producto el respectivo manual de manejo, instalación y uso de mantenimiento en idioma castellano (español). Esto es obligatorio para los productos extranjeros.
5.- La Ley establece que si un consumidor sufre un daño a consecuencia de fallas de un determinado producto adquirido o de la prestación de servicio; responderán ante él: El productor, el fabricante, el importador, el distribuidor, el proveedor, el vendedor y quien haya puesto su marca en el producto o servicio.

El Fort�n del Estrecho