El perro domestico. A su perro usted debe vigilarlo cuando hace sus necesidades dentro de su casa. Es difícil que a alguien no le importe que al volver a casa encuentre las “muestras” de su regalón. Por una vez, quizá, pero si la situación se repite, consulte a su veterinario.
A los cinco meses de edad un perro está en condiciones de saber donde es el lugar para hacer sus necesidades. Un perro bien entrenado difícilmente cambie de conducta; si eso ocurre quiere decir que estamos en presencia de una dificultad orgánica.
La causa más común de estos errores cometidos por el perro, más tiene que ver con la despreocupación del amo al tener al perro dentro de casa más tiempo que el prudente. Al igual que el amo, el perro tiene autocontrol, pero no puede esperar eternamente. Un perro adulto puede aguantar entre diez y doce horas  si hacer sus necesidades. Pero como es natural, los músculos del cuerpo se debilitan al envejecer. La vejiga y los intestinos no son una excepción. En las perras, viejas, el caso suele ser más problemático cuando se le han extirpado los ovarios. Si un perro se lo pasa orinando, quiere decir que tiene alguna infección. El instinto natural del perro le obliga a marcar territorio con su orina, normalmente esa conducta la practican en el exterior, pero en determinadas ocasiones también marcan territorio desde la sala de estar pasando por la cocina hasta el dormitorio matrimonial y la pieza de los niños, la pieza de la asesora del hogar se salva, porque siempre está cerrada. Para evitar malos olores, eduque a su mascota.
DANIELA Navarrete Médico Veterinaria Miembro de Mevepa.

El Fortn del Estrecho