Gran diferencia existe entre ser admirador respetuoso de las habilidades extranjeras, y ser extranjerizante, autocolonizado vicioso y ciego portador de ese luminoso y brillantemente triste típico complejo de inferioridad que se deja ver en tantas oportunidades del acontecer nacional, para recordarnos que esas limitantes emocionales son parte de nuestra piel cultural, de nuestras capacidades amordazadas, de nuestras ácidas envidias y nuestra soberbia subdesarrollada.

Grande es esa
amarga diferencia
Pero, nos sentimos orgullosos de tener lo que no somos capaces de hacer…Tenemos los museos llenos de especies extranjeras, admiramos la arquitectura europea, símbolos de opulencia explotadora y de su capacidad e ingenio tecnológico, y ni siquiera hemos sido capaces de copiar para intentar hacer… y nivelar las almas, para mirarles de frente.
Pero, cuando aparece un nacional…, haciendo con su ingenio…, se da la regla lógica de nuestros premios mundiales: Premio mundial de salto ecuestre, ¿le causa extrañeza?, no debiera, ya que naturalmente tenemos entrenamiento histórico desde la colonia en ese cuatrerismo financiero, que no respeta la altura de ninguna alambrada ética. Premio mundial en caza submarina, lo mismo pu’, todos antes de conocer la realidad ya estamos viendo bajo el agua, “pa’cagar” al vecino. Premio mundial en tiro al disco, este deporte es el que se practica desde la primera infancia, pocos son los que soportan que un nacional se asome a la cima desde abajo, porque todo el resto le apunta y dispara al emprendedor hasta que cae y queda a la altura de la mediocridad reinante, y si no cae, lo endiosan, y se rodea de mendrugueros.
Para que hablar del tenis, dos medallas olímpicas y un top ten, es lo que mejor practicamos al día, tantas veces sea necesario y, punto a punto quebrando servicios…, teni’s… teni’s cien pesos…, teni’s bencina…, teni’s pa’la micro…, si no teni’s ganas…, teni’s tiempo…, ¿teni’s esperanza?… , no teni’s vergüenza…, teni’s deudas…, pero teni’s copete…, teni’s una cuña…, teni’s…, algo pa’la olla…
Y pensar que para tantos, este es el radio de acción que nos marca el rumbo del diario vivir, sin embargo desde el amanecer hasta el anochecer, nada se escucha, nada se lee que tenga ese mensaje culturizado apuntando al alma, y los mensajes que quieren parecerse a esto tienen subliminalmente ese fondo sucio apuntando a los tradicionales intereses mezquinos que tienen la misión de empañar la visión al futuro en común…    
Si tienes tiene la habilidad de emerger, ten presente: a la envidia hay que enfrentarla con la verdad, sin egoísmos, con valor, paciencia y constancia.
Hazlo bien, hazlo conectando tu cerebro al alma  para lograr la libertad en las manos y sentir en el ser la brisa limpia del orgullo propio, hazlo por los tuyos, hazlo por el futuro… Magallanes te lo agradecerá.

TODO POR LA AUTONOMÍA POLÍTICA Y ECONÓMICA DE MAGALLANES
 

Antonio S. Deza González

El Fortn del Estrecho