Nació en Madrid, a él se le debe en pleno periodo realista una vuelta al teatro romántico bajo forma más melodramática.
Sus obras históricas o contemporáneas, tratan preferentemente pasiones violentas, sin preocuparse en absoluto por la verosimilitud. Tuvo un enorme éxito popular confirmado por el Premio Nobel de Literatura en 1904. Sus obras más conocidas son En el puño de la espada, 1875; En el seno de la muerte, 1879; El gran Galeoto, 1881. De asunto contemporáneo, El hijo de don Juan, 1892, en 1900 El loco de Dios, obra en la que se advierte la influencia del “teatro de ideas” del dramaturgo noruego Henrik Ibsen.

El Fort�n del Estrecho