Su contacto con Magallanes fue estrecho, ejerció como médico de la Armada de Chile entre los años 1932 y 1935. Esta es la razón por la que en su amplia bibliografía en género narrativo habla de la vida magallánica. También su presencia en esta tierra está plasmada en su obra lírica. En 1953 se destaca la obra con motivos australes “Paralelo 53 Sur”, novela laureada con el Premio Municipal de Santiago de 1936.
En esta y otras narraciones el doctor Juan Marín, reflejó acertadamente la naturaleza dinámica del mar, abriendo una veta en la ambientación de la novela chilena.
A ello hay que agregar su diestro manejo del relato en felices descripciones y su limpio estilo, no resultará exagerado que la opinión de muchos de los que han propuesto que su obra “Paralelo 53 Sur” pueda estar considerada representativa entre las novelas hispanoamericanas.
Él fue un hombre de dimensión continental; diplomático en Centroamérica, colaborador de importantes medios del continente; Director del Departamento de Asuntos Culturales de la Unión Panamericana con sede en Washington.

(Una pincelada
de Paralelo 53 Sur)
“Es una noche forrada en oscuros terciopelos. Noche excepcional, pues en estas regiones rara vez la noche envaina el filo de sus navajas y afelpa los perfiles de su rostro bajo espesos peluches de sombra; generalmente la noche austral es clara, lumínica, acerada, cortante…”

El Fort�n del Estrecho