LA VERSIÓN JAMÁS CONTADA

Gabriela García de Leigh
Editorial: Ediciones GLG E.I.R.I / Impreso en Chile / Salesianos Impresores S.A.

Resumen Adegón

Para una gran mayoría de los ciudadanos que no vivieron ese periodo que gobernó la Junta Cívico Militar, mucho de lo narrado por las víctimas sobrevivientes, es hoy día para ellos, como idioma en chino, incomprensible. Para otros, aún…, a pesar de todo, portan en el recuerdo las nostalgias de lo que han llamado: “los salvadores de la patria”. Para los miembros de las familias víctimas de los atropellos, deudos de los asesinados y torturados, esos dolores se los llevarán a la tumba, al igual que las familias de los conscriptos, en esta modesta extracción social que perdieron la vida cumpliendo su servicio militar y que aún no se les reconoce sus derechos. Muchos eran menores de edad.
Como haya sido, se sembró, cultivó y seguimos cosechando el odio, las divisiones, los egoísmos, la soberbia, las traiciones, de toda esa siembra que ha repletado contenedores con abusos, sinvergüenzuras, estafas y robos, primero del los bienes de producción del Estado, de los dineros del Estado y de los habitantes, con manipulaciones de leyes tramposas… legisladas para favorecer intereses foráneos…, “en el nombre de la Patria. Toda esta ensalada ha sido envuelta por chovinistas hipócritas que han cubierto sus rostros con la careta de la palabra Patria… Esto es duro decirlo y doloroso escribirlo.
Este es el sabor amargo y frustrante que ha dejado el leer esas recopilaciones de historiadores y periodistas, que arriesgando su seguridad en el intento de poner la verdad a disposición de la conciencia ciudadana. No son muchos los que han seguido esta secuencia de ediciones, pero también no son pocos, los que imparcialmente ya con los años han ido comprendiendo el Chile que fuimos y el Chile que hoy somos y a este paso hacia dónde va Chile. Y en las manos, que ha estado, estaba, y está, el destino de la Patria. Y, llegar a esta comprensión lleva a la frustración y a la acumulación de esas grandes dudas. He ahí, la desconfianza que llevan a la desorientación cívica…, que también aprovechan para ejercer sus manipulaciones.
Todos dicen en el discurso expresar su interés por el bien de la patria…, pero… como son tan diferentes los intereses que les agrupan “más que siempre”, la patria pasa a segundo lugar.
Leer este libro, sobre el general Leigh, autoriza a sentir grandes desilusiones, y por qué no decirlo, amarga y frustrante vergüenza. Vergüenza, que son muchos los que no la sienten, o bien la disimulan.
Los lectores pueden tener por derecho diferentes opiniones, pero es bueno tener esta diferente visión. Las verdades a la vista, hoy; antes consideradas mentiras salen a flote, a des-tiempo, pero hacen bien a la cultura cívica y al ejercicio de la justicia.

NADA ES MÁS PELIGROSO QUE TENER LA RAZÓN CUANDO LOS GOBERNANTES ESTÁN EQUIVOCADOS. Voltaire

El Fort�n del Estrecho