LOBERO DEL FIN DEL MUNDO

Impreso Editorial ATELÍ – 271Páginas (2016)
Punta Arenas (CHILE) – impresosateli@hotmail.com

Textual de su presentación:
…Cuando el capitán escocés William Low, navegaba los mares del meridión americano, a principios del siglo XIX, aún pervivían las historias y leyendas de gigantes, animales y flora fantástica, ciudades perdidas, corsarios y aventureros codiciosos, y los pueblos originarios no comenzaban el drama de su desaparición.

Patagonia, Tierra del Fuego y Antártica eran un misterio que fue creando un imaginario extraño, que se ha recogido y transmitido a los habitantes del planeta en las sobrecogedoras obras de “Faro del fin del mundo” (Julio Verne), “Viaje en torno al globo” (Antonio Pigaffeta), las descripciones del primer correo de Punta Santa Ana en “Los trabajadores del mar” (Víctor Hugo) y tantos miles de páginas que recrearon estampas del desconocido sur del Sur.
Tierra de vientos y soledades donde surgieron distintos tipos característicos de hombres, entre los cuales los hubo aventureros, bandidos, dominadores, crueles y también hombres buenos, valientes y trabajadores, que doblegaron la naturaleza de los bosques, llanuras y mares, a pesar de la hostilidad, rudeza de los elementos y las características intratables del territorio.

En estas soledades transitaba el capitán Low y sus loberos, duros como rocas que pisaban, ganando salvajemente el sustento con el apaleo de lobos de uno y dos pelos, chapoteando la sangre caliente que se mezclaba con el salobre del mar, para lograr las pieles que más tarde venderían a mercaderes por una ganancia que no justificaba las semanas de frío, dolor, incomunicación, mala alimentación y angustia que había significado el titánico trabajo. Por algo, los loberos están considerados entre los hombres más rudos del mundo.
La vida del protagonista se presenta en su escenario histórico y geográfico, mostrándose el conocimiento que tenía de los recovecos de Fuego-Patagonia e islas subantárticas, su importancia para la expedición hidrográfica británica (muy destacado por Darwin, Fitz Roy y el almirantazgo), la participación en el conflicto conocido como la rebelión de los gauchos en las islas Malvinas*, haber logrado dar por lo menos una vez la vuelta al mundo, descubrir el canal Magdalena, participar en innumerables cacerías de focas y ballenas, y en cuanto hecho histórico de trascendencia ocurrido en la primera mitad del siglo XIX.

Su fecha de nacimiento no es conocida, pero murió antes de los 50 años, asentado y con familia en Chiloé. Todos los Low que actualmente existen en el meridión americano, más de cien, son sus descendientes. Vivió en medio siglo una existencia vertiginosa y sus vivencias superan cualquier ficción imaginable.

Armando Álvarez, recupera para la historiografía un héroe olvidado.

Nota:
Sólo nos cabe reafirmar lo dicho en la presentación por el periodista Carlos Vega Delgado. Nos permitimos agregar lo ameno y agradable que nos fue navegar esos tiempos en estas páginas y de paso recordar la controvertida historia del Gaucho Antonio Rivero líder del alzamiento de los peones, en las islas Malvinas en el año 1883, año de la ocupación británica de las islas. Mucho de esta historia, afirman historiadores, no ser real, según el cristal con que se mire, pero la injusticia social existió… y esa, es una gran verdad.

El Fortn del Estrecho