El 4 de enero de 2011, la FDA (Administración de Drogas y Alimentos) afirmó que esta droga debía ser retirada como tratamiento para la metástasis de cáncer mamario. Estudios demuestran que sus supuestos beneficios son menos que sus efectos secundarios.
La Dra. Janet Woodcock de la FDA dijo textualmente: “los facultativos deberán usar su juicio médico para continuar o no usando esta droga”. Y mucho peor aún, este anuncio no afecta el estatus de Avastin como una terapia aprobada para cáncer pulmonar, renal,
colo-rrectal y cerebral.
Ese mismo día la Agencia Europea de Medicinas declaró que la droga Avastin permanecería como terapia aprobada para cáncer mamario en países de la Unión Europea, aunque solamente en combinación con la droga PLACITAXEL.
En nuestro país, revisando el folleto de Avastin  en el I SP, (Instituto de Salud Pública) se ha encontrado la información de que esta droga fue registrada en el año 2005 y tiene dos aprobaciones para el mismo laboratorio Roche, las dos en el año 2009, el primer documento difiere del segundo en algunos puntos. En el segundo se corrigen las cantidades, el tipo de cáncer para el que se aprueba la droga y sus dosis entre otros detalles.
Lo menos que se puede decir, es exigir una explicación: En el folleto explicativo de Avastin  dirigido a los médicos se pueden leer estas afirmaciones que nos dejan perplejos: “No se recomienda reducir la dosis de Avastin en presencia de acontecimientos adversos…”  El análisis de estas expresiones corresponde a las autoridades de salud, pero a simple vista deja entrever el mensaje publicitario. Y sigue explicando este folleto: “Se recomienda continuar el tratamiento con Avastin hasta la progresión de la enfermedad…” O sea, ¿esta droga es inútil? Y sigue y suma:   “No es preciso ajustar la dosis  en los ancianos…”  ¿Cuál es la consecuencia?
Cabe preguntarse una vez más ¿qué pueden decir nuestras autoridades? ¿Hasta cuando se permitirán estos negocios sucios con la salud? ¿Están experimentando drogas en nuestro pueblo? ¡Políticos de mierda! Vea esta artículo completo en el Guardian de la Salud N° 82.

Busque en Internen GOOGLE: avastin Resumen

El Fortn del Estrecho