El 2008, la Junta Nacional de Jardines Infantiles, Junji, invitó a los candidatos a alcaldes y alcaldesas del país a firmar un compromiso con la infancia para trabajar en el respeto a sus derechos una vez que asumieran los nuevos gobiernos comunales. Dicho documento fue suscrito en Punta Arenas por diversas personalidades, entre ellas, el actual alcalde Vladimiro Mimica. Fue así como esta promesa inició su puesta en marcha el primer semestre de 2010 cuando se inauguró el jardín infantil y sala cuna municipal denominado “Piececitos de niño”, el primero construido en el sector rural de Río Seco, con recursos estatales. Dos años más tarde se concretó la entrega de un establecimiento similar en el Barrio Archipiélago de Chiloé, dando respuesta con ambas obras, a más de 200 familias que ahora cuentan con una alternativa de educación y cuidado para sus hijos e hijas a cargo de profesionales y técnicas de la educación parvularia.

El edil recordó este compromiso durante la inauguración del jardín infantil y sala cuna intercultural del barrio chilote, precisando que el origen de esta obra se remonta al 2009 cuando el Municipio, Junji y las organizaciones vecinales y sociales del barrio chilote comenzaron a trabajar en el diseño participativo del establecimiento, impulsados por la meta de ampliación de cobertura educativa desarrollada durante el Gobierno de Michelle Bachellet. Por ello, el alcalde Vladimiro Mimica destacó que este jardín infantil y sala cuna es una muestra de lo que se logra con una real participación ciudadana, y la voluntad política del Municipio de transformar a Punta Arenas en una ciudad amiga de la infancia, tal como lo comprometió públicamente durante su postulación a la alcaldía.
DERECHO A LA EDUCACIÓN E IGUALDAD DE OPORTUNIDADES
 
La alegría de las familias del barrio Archipiélago de Chiloé quedó graficada en el emocionado testimonio de la apoderada Marina Chiguay quien durante la ceremonia de inauguración expresó: “Para nosotras como mamás esto es muy importante, porque muchas veces tenemos que estar pidiendo por favor, que cuiden a nuestros hijos y ahora venir acá y saber que las tías los van a estar esperando es una tremenda oportunidad que nos va a facilitar la vida, porque ser mamás ya es difícil”, acotó.

En la ceremonia estuvo presente la Vicepresidenta Ejecutiva de Junji, María Francisca Correa, de visita en la Región, quien valoró la calidad de la infraestructura de más de 600 metros cuadrados e invitó a las familias a involucrarse de lleno en el aprendizaje que desarrollarán los niños y niñas, ya que en esto radica la calidad educativa, como un derecho fundamental desde la cuna. La directora del jardín infantil, Paula Garretón enfatizó que el proyecto educativo se generará con las propias familias e integrantes de la comunidad, con el objetivo de relevar su pertinencia cultural caracterizada por su origen chilote y huilliche, principalmente.  

La supervisión de los procesos educativos en ambos jardines infantiles y los niveles pre kínder y kínder de las escuelas municipales, está a cargo de una unidad de educación parvularia, creada durante la actual administración municipal. Esta unidad ha hecho posible que estos niveles educativos se incorporen paulatinamente a la jornada escolar completa, alcanzando a la fecha, siete establecimientos educacionales en los cuáles los párvulos tienen la posibilidad de contar con alimentación y estímulos de aprendizaje en un entorno seguro durante un horario extendido. Incorporación de tecnología de punta en las aulas y diversas innovaciones curriculares han acompañado este proceso.
LA CIUDAD
DE LOS NIÑOS Y NIÑAS

Profundizando en la instauración de políticas públicas comunales que faciliten la práctica de los derechos de niños y niñas, la Municipalidad de Punta Arenas se integró el 2011 a la Red Latinoamericana de ciudades amigas de la infancia, promovida en diversos países por el pedagogo italiano Francesco Tonucci. La puesta en marcha de esta iniciativa se trabaja en conjunto con la Corporación Municipal de Educación Salud y Atención al Menor y la Universidad de Magallanes. Uno de los pasos para materializar este anhelo es la conformación de consejos de la infancia, en los cuáles, niños y niñas dialogarán y harán propuestas para el diseño de proyectos urbanos y otras ideas que conviertan a Punta Arenas en una ciudad segura y amigable durante esta etapa de la vida. En definitiva, convertir a Punta Arenas en una ciudad amiga de la infancia, equivale a desarrollar la democracia y dar una mejor calidad de vida a todas y todos sus habitantes.

Ilustre Municipalidad de Punta Arenas

El Fortn del Estrecho