FRENTE A ESE CRIMEN, NO SE PUDO MÁS QUE SENTIR PENA. NO MERECÍA CONVERTIRSE EN LEÑA. EXISTÍA OTRA FORMA DE AGRADECER A LA NATUREALEZA TAN NOBLE BELLEZA.

Adegon

Primero nos dirigimos con todo respeto a un Sr. concejal del municipio local y le rogamos usara de su influencia política para que dejaran esas vigas del árbol apuntando al cielo, le construyeran una defensa en piedra viva, para asegurar su estabilidad, e invitaran a nuestro escultor de Porvenir, Tierra del Fuego Sr. Richard J. Yasic Israel, para que tallara en toda su superficie rostros de nuestros aborígenes, y reafirmar así la imagen del monumento de la plaza, y a su vez, para demostrar algo diferente de nuestra cultura como pueblo.
El señor concejal, nos manifestó que hablaría con el señor alcalde… Acto seguido, fuimos a un canal de TV. regional, amablemente no atendió un señor periodista, se comunicó con el Sr. alcalde, y este manifestó que los técnicos decidían… ¿Fueron consultados los técnicos, se pidió la opinión a algún señor arquitecto, la seremi de cultura…, por último de la comunidad? Se habría convertido en una bonita postal de recuerdo para los turistas…
Cuando se escucha el discurso ese, que invita a la ciudadanía a participar y aportar, pareciera ser sincero, pero no lo es. Si no perteneces no existes, no se puede ser realmente independiente.
Al César lo que es del César… ¿Y al pueblo? Lo que merece…
“Las mismas causas son las que producen los mismos efectos”.

El Fortn del Estrecho