Empieza por preparar un caldito de carne de vacuno.
Pone en el sartén arroz crudo con suficiente aceite, agrega cebolla picada, perejil, ajo, tomate, pimienta y sal. Añádele un caldillo de carne de vacuno y hazle hervir hasta que el arroz se suelte del sartén, eso quiere decir que está listo. Acompáñale, ya con pescado, ya con ave, jamón, costillitas de cordero o ternera.
Si tus comensales comienzan a zapatear y a hacer castañuelas con las cucharas, quiere decir que le achuntaste con la receta.
Si el supermercado le OFRECEN fruta chanchera, o rechazo país: NO LA COMPRE.
Cuando compre pan en el supermercado, fíjese que nadie lo revuelva sin usar las pinzas. Usted nunca sabrá dónde estuvieron esas manos antes de revolver el pan que usted dará a sus hijos. La gente mal educada, no tiene respeto por sus semejantes. Y en ese acto dejan ver su mala cuna.

El Fortn del Estrecho