El alcalde de Nueva York ha impulsado un proyecto que prohíba fumar en grandes espacios abiertos que incluyen playas y parques. Esta medida no es un hecho aislado, en los EE.UU. centenares de ciudades grandes y pequeñas ya ha aplicado estas drásticas disposiciones como es el caso de Chicago, y los Ángeles no se puede fumar en las playas y parques. En Japón en la ciudad de Tokio en muchos barrios ya han prohibido fumar en las calles; pero primero eliminaron los perros. Los comentarios son variados, de tira y encoge… Fumar no está siendo un placer, sino, se está convirtiendo en un delito…

The New York Times, Resumen comentado

El Fortn del Estrecho