Las calorías que se consumen deben provenir de distintos nutrientes como demostramos a continuación:

GRASAS
1.- Su presencia en la dieta debe ser de el: 25% de las calorías totales consumidas.
2.- Si faltan: se produce una deficiencia de ácidos grasos esenciales y vitaminas liposolubles.
3.- Si se consumen en exceso: se produce un aumento del peso y una merma en el rendimiento; también se generan problemas cardiovasculares y digestivos.
4.- Su función: constituye una parte muy importante de la energía que se utiliza en la práctica deportiva.
5.- Para incorporarlas en conveniente consumir: pescados azules y aceite de oliva y frutos secos.

PROTEÍNAS
1.- Su presencia en la dieta debe ser de: 12% y 15% de las calorías totales consumidas.
2.- Si faltan: se produce una deficiencia de aminoácidos esenciales.
3.- Si se consumen en exceso: se suelen convertir en grasa.
4.- Su función: Son la base de la estructura de nuestro organismo.
5.- Para incorporarlas es conveniente consumir: leche, queso, carnes, pescado y claras de huevo.

HIDRATOS D CARBONO
1.- Su presencia en la dieta debe ser de: 55 al 70% de las calorías totales consumidas, si la actividad física es muy intensa debe aumentarse la proporción de grasas, sin superar el 70%.
2.- Para incorporarlos es conveniente consumir: cereales y sus derivados (arroz, pastas, pan), papas, legumbres. Estos son los hidratos de carbono complejos; entre los simples están la leche, las frutas y los dulces.
3.- Su función: es proveer energía para todas las funciones.

VITAMINAS Y MINERALES
1.- En una dieta equilibrada sin olvidar 6 u 8 porciones de frutas y verduras frescas, las necesidades vitales están cubiertas.
2.- Entre los minerales es clave el hierro que permite que el oxígeno llegue a las células; para ello, hay que consumir carnes rojas variadas (hígado, cerdo, ternera, y pescados atún, bacalao, sardinas, etc. También el calcio que da vigor a los huesos. Para incorporarlo consumir: leche y sus derivados.

El Fortn del Estrecho